viernes, 1 de julio de 2011


Título orginal: Nosferatu: Phantom der Nacht.Año: 1979
Dirección:Werner Herzog
País: Alemania / Francia.
Interpretes: Klaus Kinski, Isabelle Adjani, Bruno Ganz, Roland Topor, otros.
Ganadora del Oso de plata en Berlín por diseño de producción y nominada al Oso de oro en dirección.
Duración: 107 min.
Página: 657

Nunca imaginé que embarcarme en la labor de este desafío sería tan difícil. Mejor dicho, lo sabía pero pensando que quizás el tiempo no me daría a basto para poder visualizar todos los títulos como correponde y hablar de ellos como se merecen. Ahora me doy cuenta que además de esto lo realmente intransitable para mí es tratar justamente esto último: hablar de los films. Sobretodo cuando se ven títulos de los que se ha dicho y hablado incontable cantidad de veces, cuando los datos que uno pueda tirar se repiten incansablemente. Ya no me sirve aquello de "el público se renueva" que dijera en relación a Citizen Kane, la cosa se está poniendo dura.
Dicho lo cual, muchos ya sabrán que este film se inspira en aquel de Murnau de 1922, que Herzog decidió honrarlo en muchos aspectos porque le parece el mejor film que se haya hecho en Alemania, aun cuando en su momento declarara: "Nunca pensé en mi película de Nosferatu como un remake, pienso que es una versión completamente nueva. Mi Nosferatu tiene un contexto diferente y una historia diferente a la versión original; el título es igual al del filme de Murnau, en primer lugar como homenaje y además porque es una palabra rumana que significa nunca muerto y me parecía particularmente indicativa para una historia clásica sobre vampiros. Mi película sucede en un clima distinto, en un clima bastante simbólico, que provoca el derrumbe de las bases del orden y la armonía de la pequeña ciudad sobre la cual de golpe estalla el terror con una invasión de ratas que transportan la peste." Buena manera de sintetizar la esencia de un film que intenta seguir las líneas narrativas de Murnau, quien a su vez sigue las de Stoker aunque por problemillas legales con la viuda del autor tuvo que cambiar detalles como título y nombres. La cuestión aquí es que este Conde vampiro no tiene nada que ver con los vampiros tiernos y buen mozos que pululan hoy en día por nuestras pantallas (grandes o pequeñas), este es un personaje atormentado por su condición de inmortal y de monstruo, mucho más semejante a un animal despreciable que a un gran seductor. Este Drácula solitario y taciturno es la verdadera representación del condenado, el que encontrará su final de una manera completamente distinta a la que conocemos, un final irónicamente más relacionado a lo humano que a lo bestial.
Nosferatu, interpretado por el extraordinario Klaus Kinski (sí, el papá de Natasha), es quizá junto a aquel que interpretara Schreck una de las mejores interpretaciones del Conde. Claro, hay que tener en cuenta que aquel film de 1922, derrochando los recursos del expresionismo alemán con sus sombras aterradoras y sus maquillajes acentuados, es algo que quizá hoy- junto a la propia versión de Herzog- puede causar risa o aburrimiento a más de uno. No obstante siguen siendo ambas un referente dentro de la historia del cine, un punto de partida para el género del terror y, sobretodo, del personaje del vampiro hoy ya casi convertido en todo un galán.
Si hemos de comparar estos dos films incluídos en el libro de Schneider diría que siendo uno homenaje del otro, el primero inspiración para el segundo; y si bien muchas de las escenas están tomadas casi de una manera singularmente muy parecidas, la mano de Herzog- sobretodo a partir del segundo acto- se esmera por independizarse. Esas tomas de la ciudad llena de ratas, ese festival final del pueblo tratando de disfrutar sus últimas horas tras la peste que los inunda, esa sensación de apocalipsis que se cierne sobre el espectador en cuanto ese barco moribundo llega a puerto, es poco menos que shockeante. La música, en su mayoría compuesta por Hans Erdmann, agrega un puntal de emociones. Desde los primeros fotogramas en que vemos ese extraño recorrido por los rostros de las momias engalanados por el vuelo nocturno de un murciélago la piel se nos escama. No obstante hay que admitir que por momentos el ritmo se aletarga un tanto y que el final, que no les contaré obviamente, deja un tanto perplejo al espectador. Bueno, a mí me dejó con una cierta expresión "wtf". Es que por momentos Herzog desorienta entre lo que podría ser un dramatismo realmente aterrador y exageraciones del guión que podrían causar gracia. Parecería que por momentos nos estuviera tomando el pelo, algo que no habría de confundirnos si tomamos en cuenta de dónde le nace la idea del film.
Para aquellos que hayan leído la obra literaria de Stoker, aclarar que si bien esta película toma la línea argumental de la misma no guarda estrecho seguimiento con ella, sobretodo insisto hacia la segunda mitad de la cinta. En el libro, una magnífica demostración de recursos narrativos fuera de lo común para la época, tenemos a una protagonista clara, Mina , que aquí es transpolada a la figura de Lucy, personaje encargado de darle una resolución totalmente nueva a la lucha contra el maléfico conde. Mientras Val Hellsing es un médico, sí, pero totalmente ajeno a la acción salvo por los tramos finales. Los personajes literarios y cinematográficos se muestran totalmente diferentes.

Si merece o no la pena su inclusión en el libro, sobretodo porque ambos films- el de 1922 y el de Herzog- están considerados, queda un tanto descartado por la popularidad que adquirió, llegando a ser como dijeramos, un referente cinematográfico. El escaso presupuesto con el que contaba el director, como él mismo contara, hace que un film de estas características salga airoso, que logre estremecer por momentos.

Curiosidades del film a destacar:
  • Dicen que Kinski era un actor tan pero tan quisquilloso que Herzog lo sometía a 4 o 5 horas de retoque de maquillaje cada vez que le atacaba una rabieta; cosa que con el correr de los días el actor aprendió a repensar sus exigencias.
  • Para la escena de las ratas, casi 11000 en número, Herzog tuvo que pasar por 3 ciudades distintas hasta que finalmente en Schiedam pudo lograr una autorización para filmar. El director quería la escena con ratas grises, de esas que todos odian, pero tuvo que conformarse con las facilitadas por un laboratorio húngaro que la producción tuvo que pintar de grises una por una!.
  • Cuando estaba preparándose para Nosferatu, la tercera esposa de Kinski estaba a punto de divorciarse de él. Este dolor junto a la idea de separarse de su amado hijo, Nanhoi, hizo, según declara, que personificara a un desolado y solitario vampiro cuya existencia infinita lo atormentaba.
  • Posteriormente a la versión alemana, por expreso pedido de los estudios se rodó una versión con audio inglés realizada por los propios actores. Asique si aun no la vieron, traten de conseguir la de audio alemán.

    Ahora los dejo con la escena de apertura,quizá la más aterradora gracias a esos rostros momificados y esa espeluznante música.






    Si te gustó por favor comparte esta nota. Los botones aparecen debajo del título una vez que clikeas en él. Gracias!!

{ 10 Opinan que... read them below or Comment }

  1. Excelente película, para mi la mejor película de vampiros.

    ResponderEliminar
  2. Dejo constancia que angel había posteado: "No me cabe duda que es la mejor versión del tema (con permiso de Murnau) al que añade una dosis de cinismo. Al que menos, seguro que le sorprenderá después de tanto vampiro amariconado"
    Perdón, angel que al borrar el post borré tu comentario!

    Sebastián, realmente me asombró. Es lo primero que veo de Herzog para ser honesta.

    ResponderEliminar
  3. La tengo pendiente. Me tendre que poner al dia con este film!

    Saludos Pabe...

    ResponderEliminar
  4. Hola Pabela. Recientemente he visto la versión que en 1922 realizó Murnau y creo que es una obra maestra. Este de Herzog no la he visto pero por el respeto con la que está filmada hacia la de Murnau creo que será una buena propuesta. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pabe, me imagino lo difícil que debe resultar este desafío pero vale la pena el ejercicio, ¿verdad? (yo no sé si me habría animado, me tomaría horas-culo de dedicación... tiempo que me gustaría tener pero no lo tengo).
    Además, un tema lleva a otro. Hablaste del crudo expresionismo alemán y eso da para hablar de Fritz Lang (o investigarlo, si no lo conocés), enganchar con Luis Buñuel, etc, etc... ¡ETCÉTERA!
    A mí me encanta leerte y aprendo muchísimo con tus posts. Ojalá sigas así.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  6. Ya te lo dije creo, pero lo repito, me encanta como haces un texto tan literario y bien armado y a la vez, tan cercano al público :D
    No vi ninguna de las dos pelis :( debo reconocer que estas son las pelis que más me cuesta decidirme a ver, como algunas otras del expresionismo alemán (no porque no me genere curiosidad) sino por quizá lo alejadas que puedan estar de lo que estamos acostumbrados (una tontera, ya sé).
    Abrazo!!!

    P.D.: Cuántas viste ya del reto, venís a paso firmeee :)

    ResponderEliminar
  7. Saludos Pabela. Y después de los saludos nos vamos con la propaganda de que ambas las pueden bajar de cinematecaweb, donde están en un Especial Vampiresco imperdible, junto a los chupasangres de Coppola, Polanski, Rodriguez, Alfredson, Schumacher, Jordan y Browning. La mera nata pues.

    ResponderEliminar
  8. Vi una parte de esta película hace muchos años pero nunca con la visión analítica que el desafío requiere. Así que tendré que revisitarla.

    Yo hace unos días escribí mi primer entrada relacionada al desafío con WALL-E. Espero puedas leerla.

    Saludos,
    Ale

    ResponderEliminar
  9. Completamente de acuerdo con lo que algunos habéis dicho. Me parece la mejor películas de vampiros de la historia. Todas las demás (mejores o peores) son "cine de género". Ésta, es cine de autor, y del bueno entre los mejores.

    Chapeau, Werner

    ResponderEliminar
  10. ¡Hey, chicos! Conozco a un tal José Antonio Gómez Valera, alia GOVAL, que tiene toda la cara del Nosfetaru ese que decís. ¡Es increible lo que la gente puede parecerse entre sí! Lo malo de este tipo es que la maldad la lleva por dentro: ES UN SINDICALISTA CORRUPTO DE LA UGT DE CÓRDOBA que ha utilizado su cargo para enchufar descaradamente a sus amigachos en la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. ¡Incluyendo, claro está, a su hermano Rafael!¿Y qué podemos hacer los demás para evitarlo? Nada. Cada vez que envío una carta a la Delegación de Educación de mi ciudad contando lo ocurrido me la rompen. ¿Quién habrá allí? ¿Por qué silencian lo que está pasando? Esto sí que es una película de miedo, chicos. Nuevamente, la realidad supera la ficción.

    ResponderEliminar

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -