miércoles, 4 de enero de 2012


6/10
1937. Segunda guerra mundial. Los japoneses invaden China, específicamente Nanjíng; allí, el único lugar que parece estar a salvo del caos es una catedral en la que viven trece colegialas que deberán recibir a las prostitutas del lugar. A todo esto se suma la llegada de un indolente norteamericano.
Zhang Yimou (La linterna roja, Héroe, La casa de las dagas voladoras) digirigió este pretencioso film; utilizo este calificativo porque el director apuesta a la espectacularidad y a la falsa emoción para lograr sus objetivos, que son que la película traspase los límites chinos y sea vista en gran parte del mundo. Esto se ve claramente en la gran puesta en escena para mostrar los bombardeos. Lamentablemente el film consigue a medias lo que se propone ya que titubea a la hora de plantarse en una visión política (no se juega por una postura enteramente nacionalista) y en el tono de la narración (no se decide entre lo puramente dramático o los toques de humor, además, los musicales quedan descolocados). Otro de los defectos se vincula con la historia de la cinta, que resulta algo gastada: el tema del insensible que logra cambiar, historias dolorosas que vuelven a repetirse, el tratamiento de los malos y de la solidaridad, los rasgos e historia de vida de las heroínas; y aquí es oportuno agregar que Yimou tiene larga trayectoria en contar historias de heroínas (Qiu Ju, una mujer china, Ni uno menos, El camino a casa), pero desafortunadamente las de esta película no brillan como las anteriores. La historia de amor tampoco es muy convincente.
Podría decirse que a la película más cara de China le faltó vigor y convicción; pareciera sólo un producto hecho y pensado para el mercado. Con respecto a la emoción que quiere lograr, más bien se trata de sensiblería ya que acude a la utilización de golpes bajos.
El rol del norteamericano enterrador, es interpretado por Christian Bale (Batman inicia, El luchador); se buscó su participación para dar más internacionalidad a la película. John, su personaje, está atravesado por el amor de dos mujeres: Shu, una inteligente colegiala y Yu Mo, una prostituta bella y seductora; de las dos aprenderá diferentes enseñanzas.
Yimou quiere hablarnos de estas mujeres (tanto de las colegialas como de las prostitutas) como si lo hiciera acerca de flores que sobreviven en un jardín destruído, pero le falta encanto para hacerlo. El film deviene así en un proyecto fallido. A esto hay que sumarle que la sociedad china no quedó muy satisfecha con el film debido a que no cree que muestre de modo acertado la masacre de Nanjíng; otras películas parecen haberlo hecho mejor: City of life and death de Lu Chuan y Nanking de Bill Guttertag y Dan Sturman. Yimou fue acusado de suavizar las relaciones con el régimen comunista y de hacer de un norteamericano la figura central.
Veremos como le va a The flowers of war en los Golden Globe y si queda también nominada para los premios Oscar.


ESCRITO POR Analía Casero

Estudiante avanzada de historia. Argentina cordobesa amante del género dramático, del cine independiente, europeo y oriental. Fiel asistente a los ciclos de cine y afecta a escuchar algunas bandas sonoras y a seguir a los directores de videoclips.

{ 3 Opinan que... read them below or Comment }

  1. Pabela... Feliz año y que durante el 2012 sigamos disfrutando del buen cine que nos expones siempre en tu blog!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Analía!!!

    De nuevo un muy buen texto, amable con el lector y muy preciso.
    Me confirmás mas o menos lo que intuía de esta película. Yimou viene cuesta abajo y no creo que se detenga, me atrevo a decir que en los tiempos actuales es casi una ley irreversible en el mundo del cine que cuando se desbarranca asi no hay retorno posible.
    Uno deduce de tu texto lo que los "cahieristas" de antaño denominaban un cine de qualité, espolvoreado con algo de "chinesidad" for export.
    Un placer leerte Analía. Que tengas unbuen año!!!

    Saludos
    Sergio

    ResponderEliminar
  3. Hola Sergio! Muchas gracias por lo que me decís.
    Coincido con vos en que el resultado de la película es qualite + chinesidad.
    Es una lástima que lo de Yimou no tenga retorno porque nos regalo buenos films.
    Que sigas bien. Hasta pronto.
    Analía.

    ResponderEliminar

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -