lunes, 5 de marzo de 2012


Los que hayan leído algunas de las reseñas que he hecho para “La Cinerata” habrán ya notado que tengo una especial inclinación hacia las películas que están llenas de música, ya sean directamente musicales o largometrajes cuyo tema central esté impregnado de este arte del sonido.

«Vitus» es una película suiza, muy musical, que llegó a los teatros en el año 2006. Dirigida por Fredi M. Murer, un experimentado profesional a quien lo precede una veintena de películas, la trama parte al contar la historia de Vitus, un niño prodigioso para la música, pianista, pero también con una inteligencia muy superior al promedio y que también es muy hábil en muchos de los otros campos del conocimiento humano.

Sin embargo, el niño crece arrogante y, en cierta manera, solitario.El primer golpe que recibe es cuando sus padres, al ver su grandiosa habilidad para la música, deciden cambiar a su tutora, a quien el niño quiere mucho. El segundo gran golpe es que sus padres resuelven cambiar a su niñera,Isabel, una preadolescente muy simpática de quien el pequeño Vitus se había enamorado.

Cuando Vitus alcanza la edad de 12 años, se cansa de ser superior ya normal, con su IQ tan elevado que casi es inmedible; entonces inventa y actúa un accidente en donde finge golpearse la cabeza. Después de eso, se muestra como un niño común y corriente. Lo mandan entonces a una escuela normal. El piano apenas lo puede tocar. Sus padres se decepcionan, en especial su madre.

Pero en la vida de Vitus hay un pilar en donde él se sostiene, un punto de equilibrio para sus emociones y su amor: su abuelo paterno. Entre ellos hay, desde el principio, una amistad muy sincera, cariñosa, de respeto mutuo. Son cómplices muy cercanos.

Vitus, más adelante, comprando discos en una tienda de música,reconoce a Isabel, ya una mujer joven, muy bonita. Vitus continúa enamorado de ella. Me gusta mucho la escena donde ella, sin saber que él es el niño Vitus a quien cuidaba, le muestra y recomienda algunos discos, y Vitus la mira totalmente enamorado.

Mientras tanto, algunos problemas familiares se presentan: su padre es despedido de la empresa en la que ha trabajado durante tanto tiempo, y su abuelo tiene un accidente muy serio.

Durante todo el largo, hay un asentamiento de apoyo muy fuerte en la historia, que es la música clásica, la cual no sólo es fondo, sino actriz,bella y caprichosa.

Como es mi costumbre, no contaré cómo se resuelve la trama de esta película, pero para los que no la hayan visto, les garantizo un final muy emocionante y lleno de música grandiosa.

ESCRITO POR Óscar Perdomo León

Salvadoreño Doctor en Medicina. Amante de la música, la literatura, el cine y la fotografia. En otras palabras, médico, poeta y loco. No se considera escritor; sino más bien un “escribidor” que ama leer y escribir. Tiene cuenta en Twitter donde pueden seguirlo @OscarPerdomoL y un excelente blog

{ 4 Opinan que... read them below or Comment }

  1. Hola!!!
    Yo también amo el cine, veo una película y me quedo horas con la boca abierta mirando y el mundo se detiene, no existe más nadie…
    Feliz 2012, lleno de nuevos proyectos y además un abrazo de oso personalizado para vos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué tal?.
    Música por todos lados, niño genio, suiza. La veré.

    ResponderEliminar
  3. Yo la he visto justamente prestada el año pasado y me pareció sublime, hermosa historia!!

    ResponderEliminar
  4. HE VISTO LA PELICULA VITUS Y ES SIMPLEMENTE HERMOSA, EL ABUELO Y EL NIÑO VITUS HACEN UN PAPEL MAGNIFICO Y ME RECORDO TANTO A MI ABUELITO K LLORE DE LA EMOSION....FELICIDADES A LOS ACTORES Y SE LAS RECOMIENDO A TODOS

    ResponderEliminar

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -