martes, 3 de abril de 2012


Es gracioso que justamente haya decidido a sacar un top 5 de estas características, yo que tengo menos estado físico que empleada municipal, pero así como tampoco me gusta cocinar y tengo una buena lista de films que rondan la temática culinaria que me encantan, también tengo estas cinco películas que no me canso de ver. Por supuesto que como toda lista dejo de lado muchas, grandes clásicos que caen de maduro como Rocky, Carrozas de fuego o Toro Salvaje. Una mini lista muy personal que me ha costado acortar a cinco, pero les doy luz verde a que por supuesto pongan las suyas, sus preferidas. Estas las destaco sobretodo porque de una u otra manera van más allá del consabido toque americano del "encestar en los últimos 5 segundos y ganar".

Para que sepan la imagen que abre este artículo es de Wimbledon, una comedia romántica que tiene como base el mundo del tenis, claro, y que no incluí muy a mi pesar en la lista pero que teniendo en el reparto a Paul- estoy más bueno que sueldo a fin de mes- Bettany y Nikolaj- sí soy Jaime Lannister- Coster-Waldau no podía reservármela. La lista la he decidido ordenar cronológicamente porque si encima tengo que darle jerarquía por gusto sonamos.

The Sandlot(1993)

Más conocida en Argentina como "Cuidado Hercules vigila", o como "Nuestra Pandilla" en otras latitudes, este film de 1993 dirigido por David M. Evans es una maravilla que podría también integrar alguna especie de Buddies movie, película de amigos o pandilla de amigos.
Scotty se muda con su madre y su padrastro a un nuevo barrio, quiere aprender a jugar Baseball y tiene la suerte de hacerse amigo del gurú del juego, un chico llamado Rodriguez que lo toma inmediatamente bajo su protección, pero el grupete de amigos tiene la mala suerte de perder una pelota del padrastro de Scotty que había sido autografiada por el propio Babe Ruth en el patio de un vecino donde un perro conocido como La Bestia resguarda celosamente cualquier objeto que caiga por accidente. Un cuento maravilloso sobre la amistad, la etapa de la pubertad, los descubrimientos, la inocencia que poco a poco se pierde, la melancolía de esas décadas pasadas donde los niños aun jugaban en la calle, donde aún existía "la barra del barrio". Esta es posiblemente una de las películas más repetidas en los fines de semana televisivos al menos de Argentina.

Cool Runnings (1993)

Si hay algo que de entrada siempre me divirtió de esta película es este punto de arranque de un grupo de Jamaiquinos tratando de competir en carreras de trineo de nieve. Una comedia que podría ser del montón pero que al no tomarse muy de enserio a sí misma termina siendo altamente entretenida y con escenas realmente hilarantes. Conocida acá como "Jaimaica bajo cero", dirigida por Jon Turteltaub, director que no tiene grandes joyas en su filmografía (El aprendiz de Brujo es lo último que hizo, por ejemplo) pero que con esta al menos destaca en el género de comedia. El ya desaparecido bonachón de John Candy interpretaba al entrenador de este inaudito grupo de deportistas totalmente fuera de lugar. Lo más divertido sea posiblemente ver los momentos de entrenamiento, adaptados al terreno de la playa y el sol, algo muy dispar al resultado final. Divertida y entretenida, para darle una chance.

The Match (1999)

Película inglesa de Mick Davis en la que en un pequeño pueblo un grupo de parroquianos apuestan un bar en un partido de football Soccer. Cálida y llena de pesonajes sabrosos como solo los ingleses saben brindar. Pocos nombres conocidos para el público acostumbrado a Joligud, salvo por Richard R. Grant, el malo de la historia y Pierce Brosnan en una pequeña participación. Una de esas películas grandes dentro de su sencillez que si aun no vieron se las recomiendo.

Rollerball (2002)

Remake de aquella de 1975 con James Caan y dirigida por Norman Jewison, la cual no vi, admito. Una historia futurista que muchos hoy recuerdan gracias a The Hunger Games, por las similitudes en esta sociedad en la que los juegos violentos y mortales son el ojo de la masa popular de alguna sociedad distópica. Esta vuelta dirigida por John McTiernan, aquel mismo de Duro de Matar, no se reserva nada a la hora de mostrar un deporte crudo a vida o muerte. Con un reparto no demasido extraordinario pero el que incluye a Jean Reno es una de las mejores pelis que exudan adrenalina.

Coach Carter (2005)

Conocida como "Juegos de Honor" y basada en una historia real, este film protagonizado por Samuel Jackson no sólo me puede por lo que cuenta sino por estar asociada a la educación, lo que me toca muy de cerca. Un entrenador de un colegio en Richmond de muy bajo rendimiento académico establece un contrato con sus alumnos: no volverán a entrenar o a participar de los partidos regionales hasta tanto no elevar su rendimiento académico. La historia muestra cómo muchas veces la sociedad da por sentado "modelos" y prejuicios, como que los chicos negros de un barrio de este tipo solo pueden sobrevivir gracias al basketball, y cómo un hombre lucha por demostrar lo contrario. Un film que deja la piel de gallina en muchos momentos, que tendrá la típica escenita de moralinas pero que no por ello es menos eficiente o creíble. Soberbia, magnífica, de esas que dejan pensando. Una de las mejores escenas es, por lejos, esta que verán a continuación, esas escenas que me recuerdan porqué elegí la docencia.

Leave a Reply

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -