jueves, 26 de julio de 2012

Si pudiéramos definir un tema central en la mayoría de las películas infantiles, siempre será la familia. De una u otra manera, siendo una compuesta por humanos o por animales, el mensaje que más se queda en casi cualquier película animada es la familia y los amigos. Pixar no es la excepción, pues en cada película maneja este tema de una u otra manera, la gran diferencia de ésta compañía con las demás es la forma tan original, emblemática, conmovedora y artística con que lo hacen.

Cada producto de Pixar nos ha encantado (aunque haya por ahí quienes digan que ha tenido uno o hasta dos tropiezos con los coches), y cuando anuncian una historia original, nos emocionamos como niños, sin importar la edad que tengamos y nos formamos con los hijos (quienes los tengan), con la pareja o hasta solos con tal de volver a ilusionarnos y de, en la mayoría de los casos (al menos a mí me ha pasado), soltar más de una lágrima con las historias tan hermosas que nos regalan en cada filme.


Valiente (Brave) es la más reciente película del estudio de Luxo Jr. y sigue siendo tan encantadora como cualquier otra película de Pixar, le pese a quien le pese. Sí, probablemente no alcance los niveles de Buscando a Nemo o Wall-E en cuanto a emotividad, pero la historia está tan bien construida como los excelentes productos a los que estamos acostumbrados. Mérida es la princesa de un reino joven, que se niega a acatar las órdenes de su madre, quien anhela verla convertida en una dama. En el afán de cambiar su destino, se embarcarán en una aventura que incluye la magia y el misticismo que siempre rodea a tierras escosesas, hogar de esta historia.



Yo les confieso, me enamoré de la princesa. Si, está hecha a base de clichés: la niña rebelde, que ama a su familia pero que quiere hacer su propia vida, decidir por ella misma y negarse a la vida que incluye lujos pero que también trae consigo muchas obligaciones. Y huye de casa para buscar su libertad pero se encuentra con que debe reparar el daño que hizo antes de huir. Probablemente suena muy trillado, pero si se ponen a analizar las películas de pixar, podríamos encontrar las mismas historias en otros lugares, y sin embargo seguimos disfrutando de ellas por la belleza, la calidad artística en cuanto a la animación, la construcción del guión y los desenlaces que, aunque esperados, siempre nos generan más de un sentimiento. Brave es así, es hermosa, idílica, mágica, encantadora, familiar, artística... una nueva joya. ¡Estas sí son películas animadas! ¡Estos sí son mensajes de valores bien llevados a la pantalla grande!

Un soundtrack tan épico como hermoso a cargo de Patrick Doyle (quien sigo diciendo que tiene talento pero es menospreciado). La animación es de otro nivel, tanto por la magnífica cabellera de fuego de Mérida, como por los escenarios (aunque hay que admitir que el 3D no le da la profundidad que podría tener), y una historia sencilla, que en hora y media logra entretener a todo el mundo. A menos claro, que hayan perdido su niño interior y vayan al cine sólo a buscarle defectos a las cintas. Porque es obvio que ésta debe de tener más de uno, pero eso es lo de menos. Si la historia logra atraparte, la cinta te hace gritar, reir, sufrir y hasta llorar es maravillosa. Y Valiente lo es.

Calificación:

ESCRITO POR Shaoran Nox

Mexicano y lector de profesión, escritor de pasión, químico por obligación. Poeta y cinéfilo. Orgulloso mexicano universitario que ama los libros por sobre todas las cosas. Enamorado de Emily Brontê, Emily Dickinson y Emma Watson. Síguelo @shaoran_nox y en su blog

Leave a Reply

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -